domingo, 18 de agosto de 2013



En el extremo izquierdo, yo, junto al periodista Armando Santana y al sonidista José Luis Blanco. (Foto: Ahmed Velázquez)
París es una ciudad de muchos puentes, lo cual está dado porque el emblemático río Sena parte a la urbe en dos de punta a cabo.
 
El Puente de l'Alma es uno de los tantos existentes en la llamada Ciudad Luz, pero desde 31 agosto de 1997 creció notablemente su trascendencia hasta convertirse, quizás, en el más popular de la capital francesa, porque ese día, en horas de la madrugada, perdió la vida la princesa Diana de Gales justamente a la entrada del túnel que está debajo del puente, al cual también llaman el Túnel del Puente de l'Alma, en la margen norte del río Sena.


Este túnel, llamado túnel del Puente de l'Alma, se encuentra de hecho entre el puente y la plaza de l'Alma, y sobre él se levanta la Llama de la Libertad, replica en tamaño real de la llama de la Estatua de la Libertad, en Estados Unidos, y es un monumento que desde 1987, conmemora la amistad franco-americana y agradece a Francia la restauración de la Estatua de la Libertad.Diana de Gales. Mas, al morir la Princesa de Gales a la entrada del túnel, el monumento se ha convertido en un lugar de homenaje a Lady Di por parte de sus admiradores, aunque el monumento oficial que conmemora la muerte Diana está en un jardín del Le Marais.

En aquel fatídico accidente de tránsito, también perdieron la vida el novio de Diana, Dodi Al-Fayed y el conductor del automóvil Henry Paul. El único sobreviviente del terrible suceso fue el guardaespaldas de Al-Fayed, Trevor Rees-Jones, el único que tenía puesto el cinturón de seguridad. El auto, Mercedes Benz W140, en que viajaban, se desplazaba a 190 KM/h cuando chocó dentro del túnel, huyendo de los paparazzi.

Desde de los años 80 del pasado siglo, Diana de Gales o Lady Di, como también la llamaban, fue muy conocida por su apoyo a causas caritativas. Ayudó a los niños pobres en África, estaba al lado de muchas personas como Nelson Mandela, el Dalái Lama o la madre Teresa de Calcuta.

También dio todo su apoyo y presidió numerosas fundaciones benéficas en la lucha contra el SIDA, la drogadicción, la ancianidad, los enfermos de lepra, y los niños con problemas de salud.

Y por ese altruismo, la Llama en el Puente de l'Alma se ha convertido en el monumento en homenaje a Diana, y es visitado por cientos de franceses y turistas que en su base dejan flores frescas y mensajes a Lady Di, en los que agradecen sus obras de caridad o le piden deseos, porque la tienen como a una diosa de la lucha por el bien, sin dudas, un gesto de respeto y admiración por un ser que se lo ganó.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares