sábado, 18 de mayo de 2019


El 28 de diciembre de 1988 fue inaugurado en Santa Clara un gran complejo monumentario en homenaje al Comandante Ernesto Che Guevara, protagonista de la batalla en esa ciudad durante la lucha de liberación nacional.

La concepción artística del monumento al Che estuvo a cargo del destacado escultor cubano José Delarra y es el fruto de tres proyectos diferentes: el monumento como tal, la Plaza Ernesto Che Guevara y la Avenida de los Desfiles, integrados a través de una sola concepción general.

En 1997 en este complejo monumentario se creó, además, un Memorial donde fueron depositados en octubre de ese año los restos del Che y varios de sus compañeros caídos en Bolivia.

La exposición permanente del museo constituye un recorrido cronológico por la vida y obra del Guerrillero Heroico. Se abordan diferentes etapas como la niñez, la adolescencia y juventud, y se hace énfasis en el marco familiar donde se formó.

El visitante también tiene contacto con la evolución de su pensamiento revolucionario.


Cuando se habla de cultura en Las Tunas, de la defensa de las raíces y la identidad de esta nación sin dudas hay que llegar hasta la Fundación Nicolás Guillén, donde cada día se busca una idea para demostrar que cultura es lo primero que debemos salvar.

En una pequeña habitación ubicada en la sede de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en la ciudad de Las Tunas, tres mujeres se empeñan en hacer el trabajo de cientos, y lo logran porque se multiplican en ideas para llegar a cada miembro de la organización.

Con la escritora Marina Lourdes Jacobo como presidenta, y solo dos profesionales que la acompañan en todo la Fundación tal parece que es mantenida por decenas de trabajadores, porque llega a los lugares más recónditos, a las comunidades, y sus actividades son caracterizadoras en la defensa de la vida y la obra del Poeta Nacional de Cuba que es la defensa de la cultura de este país.

Del Caribe soy y a Manatí vengo, Títereleyendo, Cineclub Viaje al interior, y La fiesta de Raíces y Tradiciones, son algunos de los espacios y eventos que buscan la voluntad de todos para llegar a los diferentes públicos, con puntos de contactos muy diversos en pos de la cultura.

Es amplio el abanico de opciones y actividades que muestra la Fundación Nicolás Guillén en Las Tunas, lo cual ofrece muchas posibilidades de acción, desde la diversidad, desde lo autóctono.

Nosotros nos sostenemos en el pensamiento de Guillén a manera de metáfora por lo que él nos dejó escrito no solamente en su poesía sino también en su prosa, pero si buscamos que la cultura es el hombre mismo en el proceso de su civilización, ha dicho su presidenta Lourdes Jacobo, y esa es la premisa que consolida su trabajo cada día.




Hace 15 años que partió físicamente y sin embargo siempre camina por las calles de Las Tunas, esta ciudad que lo vio nacer, crecer y morir. Y ahora, la jornada El quinto sol lo ha traído más cerca y tal parece que estuvo sentado en cada actividad, como mirando desde fuera su obra literaria, que se erige como la más prolífica y destacada de un narrador cubano en el siglo 20.

Sus amigos de entonces, los de siempre, han hablado y se han reído de las ocurrencias del Guille, de su forma única de narrar, de llevar a la ficción vidas reales, personas convertidas en personajes que hoy también trascienden el tiempo.

En un panel de valoraciones críticas sobre su obra acerca a los tuneros mucho más a Guillermo Vidal, y sus admiradores quedan con la boca abierta de admiración ante parajes de la vida del escritor.

Carlos Tamayo, por ejemplo, rememoró cómo para rendirle homenaje en el concurso nacional que lleva su nombre se requieren de peripecias para mantenerlo cada año, pero con el placer inmenso de que él siempre está entre los tuneros, mientras los creadores de todo el país prefieren hoy ese evento.

Muchos de los estudiantes de Humanidades de la Universidad caminan tras los pasos de Guillermo, quien sigue asombrando con sus historias sacadas de la realidad y sus ritos escriturales.

Guillermo Vidal no es solo el escritor excepcional, es también un tunero excepcional, de raíz, de convicción, y por eso su pueblo lo quiere y lo admira y le ha echado de menos a sus pasos por la ciudad en estos 15 años de ausencia física, aunque en el corazón, y más allá del alma, siempre atrae a todos, parafraseando a su colega Carlos Esquivel, porque la singularidad de su vida y de su obra lo merecen.




viernes, 15 de marzo de 2019


Son tres mujeres distinguidas, y no solo por su labor profesional, sino por el más alto reconocimiento que otorga la Unión de Periodistas de Cuba, la distinción Félix Elmusa.

Son tres jóvenes emprendedoras a pesar de llevar 15 o más años en el sector. Y cada día se pueden ver en los trajines de la noticia, en el regocijo de la profesión, en los momentos difíciles que también se viven cuando de decir la verdad se trata.

Las menciono ahora sin jerarquía distintiva porque las tres son excelentes profesionales, y porque cada uno de sus nombres encierran una historia, una vida y otras vidas.

Esther de la Cruz Castillejo, Yelenys Fernández García y Karina Polo Tamayo son periodistas de talla mayor, de las que se necesitan en una redacción, de las que empujan cualquier proyecto, cualquier empeño.

Por todo eso y más han sido distinguidas con una medalla, aun cuando la distinción las acompañen siempre. Porque son mujeres de estos tiempos, periodistas que resultan imprescindibles en los medios de comunicación y un poco más allá.

lunes, 4 de marzo de 2019


Hoy siento un orgullo multiplicado y de alguna manera me veo reflejado en uno de   mis pupilos de la fotografía, porque Angel Luis Batista Santiesteban, acaba de ganar el Premio de Periodismo Ricardo Varela Rojas por su obra en 2018 en la especialidad de gráfica.

Y lo digo porque soy el responsable de que Luisi, como le decimos los amigos, sea hoy un fotorreportero y un camarógrafo de respeto, con una obra de mucha calidad y en ascenso.

Recuerdo ahora cuando llegó al Grupo Internet de Radio Victoria, donde se hace tiempo21. Venía graduado de la Universidad de Ciencias Informáticas, pero siempre le vi alma de periodista más que de lo que había estudiado, y un día le propuse formarlo como fotorreportero y aceptó.

En la Redacción de tiempo21, Luisi siempre está trabajando.
Entonces le di una vieja cámara Sony y mucha bibliografía, y sobre la marcha hacíamos talleres sobre la luz, el encuadre, el ángulo y la composición y comenzó a desarrollarse en el mundo de la imagen y con muy buenos resultados, porque su inteligencia natural le abre el camino de forma muy rápida.

Luisi junto a mí en 2013, cuando le entregaba uno de sus primeros premios en
gráfica en un Festival de la Radio.,
Y otro día, cuando ya tenía muchas horas de recorrido en la fotografía, y contábamos con mejores condiciones técnicas, le propuse que incursionara en el video y en la edición y sin pensarlo dos veces se fue hacia ese mundo fascinante y hoy confieso que todos los días me sorprende con un plano, un montaje, un mensaje efectivo, y digo con responsabilidad que se ha graduado de fotógrafo, tanto en imágenes fijas como en movimiento.

Esas son algunas de las razones de mi orgullo por lo que hace y por lo que es, porque además de un gran profesional es una gran persona y eso basta para quererlo a pesar de ser un viejo peleón con solo 33 años de vida, que precisamente cumple hoy. Así que congratulaciones por partida doble.





Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares