domingo, 4 de febrero de 2018


Yo, frente al Arco de Triunfo. (Foto: Ahmed Velázquez).
El Arco de Triunfo es el símbolo más representativo y uno de los más emblemáticos de París, la capital francesa, y no solo por la historia que encierra, sino por todo lo que hay a su alrededor, y porque uno puede estar horas mirando solo lo que pasa a su alrededor, pues su belleza natural y su simbolismo van más allá del tiempo.

Está ubicado en la Plaza de la Estrella, que debe su nombre a las 12 avenidas que convergen a ese lugar, entre las que se destaca otro símbolo: los Campos Elíseos.

Su construcción fue ordenada por Napoleón Bonaparte en 1806, como homenaje a la batalla de Austerliz, y fue inspirado en la arquitectura romana. En cada uno de los cuatro pilares de la construcción (de 50 metros de alto por 45 de ancho), hay un significado: el triunfo, la resistencia, la paz y La Marsellesa.

Otros símbolos del Arco de Triunfo son los nombres grabados en sus muros de los revolucionarios de la época, los generales del imperio de Francia, las victorias de Napoleón y la tumba del Soldado desconocido en la Primera Guerra Mundial con este epitafio: «Aquí yace un soldado francés que murió por la Patria 1914-1918». 


Ahmed, José Luis y yo. Santana detrás de la cámara.
Ahora recuerdo aquella tarde de junio de 2001 en la capital francesa, sentado en la Plaza Charles de Gaulle frente al Arco, con mis colegas Ahmed Velázquez, Armando Santana y José Luis Blanco, que pasamos horas disfrutando de tanta felicidad ocular, por tanta belleza y tanto simbolismo.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares