miércoles, 19 de septiembre de 2012



He recibido con satisfacción un mensaje de mi amigo, el doctor Antonio Torres, a propósito de mi crónica Cosas del alma. No tengo nada que agregar, solo los dejo con el mensaje:

Ok, mi amigo Miguelito, ahora terminé de releer por segunda vez la anécdota que mencionaste prolijamente sobre  la emigración mía desde mi Cuba acá a USA.

Te diré que yo tengo guardado, en mis documentos relevantes de mi vida y carrera profesional, el fragmento del periódico El 26 de las Tunas, que creo es del año 2000, aproximadamente. Te diré que un amigo mío me lo tenía guardado, porque según él y a la vez nosotros toda esa descripción de este médico correspondía a mi persona.

Primeramente, te doy las gracias por hacer mención a mis características como médico, que ciertamente fuiste muy acertado porque en mis 30 años de carrera, no recuerdo haber tenido falla alguna, todo lo contrario, desde el punto de vista técnico profesional y a la vez socialmente, porque pienso deje en Las Tunas, o mejor dicho en mi Cuba , parte de mi vida, el resto de mi familia, mis amigos, mis colegas, y lo más preciado mi Hospital Dr. Ernesto Guevara, que tuve el orgullo de formar parte  del personal administrativo y docente, que el comandante en jefe Fidel Castro inauguró en los años 1980, si mal no recuerdo.

Para recordarte algunas cosas, mi sala, de Nefro-Urologia, siempre fue ejemplo en cuanto a la calidad del personal de la salud, médico, enfermeros, técnicos etc., la famosa sala H-3, que rápidamente  obtuvimos la acreditación de Sala Modelo, y hasta llegar a ser del Pueblo y Para el Pueblo.

Esto para mi significó lo más grande dentro de mis éxitos como médico y Jefe de Servicio de Urología y a la vez Profesor Principal de Urología, dicho sea de paso formamos 10 especialistas, jóvenes, brillantes, y bien capacitados, todo formado por mí y por otros especialistas como el Dr. Borges.

Pero Miguel, que lástima no poder decirte tantas cosas buenas que hicimos allá y que dejamos huellas fieles y sinceras. Cuántas operaciones  e innovaciones realicé en el Guevara, operaciones que por décadas no se habían hecho en la provincia de Las Tunas, por mencionar algunas no olvido al paciente Waldo, que le realicé una exeresis de toda la vejiga y le hice una derivación de los uréteres al intestino, operación que tienen un alto índice de defunción, y debido a nuestra preocupación y chequeo constantes ese y todos mis pacientes evolucionaron bien, gracias a Dios.

Te agrego algo, por qué no me preguntas  la razón por la que vine para USA, si en definitiva yo en Cuba vivía como vivo aquí, es más te digo, mucho mejor allá. Bueno te contestaré tú sabes que yo nunca tuve problemas políticos, por fin me hice médico en la Revolución, del primer grupo de médicos de la Universidad de Oriente, pero además de eso, soy de un origen humilde, de padres muy buenos y muy trabajadores, que me dieron una crianza y una formación sólida.

Pero te digo algo diferente, nunca fui seleccionado militante del PCC, pienso por mi carácter, que infería eso en que me limitaban mi superación, por poner un ejemplo, nunca me dieron un curso de Computación, además lamentablemente  creo que la selección de algunos dirigentes del Hospital lastimosamente, no reunían las mejores características y dialéctica para lidiar con el personal profesional.

Por último, Miguel, si es verdad, cuando todos llegamos aquí viene la depresión, el tedio, el gorrión, desafortunadamente es así, pero Dios le da fuerza para seguir adelante. Sobre mí condición de ser o qué hice como médico, solo te digo, me queda lo más grande del ser humano como cubano: Ser un médico cubano, que tienen, el mejor prestigio del mundo.

Te abraza.

Dr. Antonio Torres

0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares