miércoles, 7 de noviembre de 2012


Seis mil millones de dólares. Esa es la cifra que han gastado Barack Obama y Mitt Romney por la presidencia de los Estados Unidos.

Seis mil millones, se dice y es difícil de creerlo. Gastar esa cifra en un show de derroche, cuando 25 mil niños mueren de hambre en el mundo cada día, y se multiplica la cifra de hambrientos y las muertes por enfermedades curables por falta de atención médica.

Es una realidad terrorífica porque cuatro millones de recién nacidos mueren en su primer mes de vida, 500 mil mujeres fallecen al año al dar a luz, el 82 por ciento de los infantes no reciben antibióticos y dos millones de menores de 14 años tienen SIDA.

En el mundo 600 millones de niños son víctimas de la pobreza, 100 millones viven en la calle, 150 millones de niñas y 73 millones de menores de 18 años son explotados sexualmente cada año y 1,8 millones han caído en el comercio sexual.

Seis mil millones de dólares gastados cuando el propio Estados Unidos tiene una difícil coyuntura económica marcada por el desempleo y una deuda pública superior a los 16 billones de dólares.

¿Cuánto se podría hacer si esa cifra se hubiese utilizado en beneficio de la humanidad?

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares