domingo, 30 de diciembre de 2012



Recuerdo ahora mismo algo bello que escribió el cantautor cubano Silvio Rodríguez en una postal de fin de año hace ya algún tiempo: ¡Qué la tierra le bese los pasos a quienes saben amar! Y desde entonces he tomado ese pensamiento como un himno de buenos sentimientos para desearle todo lo bueno del mundo a gente que quiero, porque esas palabras encierran una belleza y una singularidad, que solo pueden nacer de personas como Silvio.

Cuánta sabiduría y buen decir en esa frase que encierra los más intensos deseos de que todo le salga bien a quienes amamos.

La tierra es la madre de todo lo que se mueve sobre este mundo. Imaginemos entonces los besos que puede ir dando a cada paso de un pie descalzo, lleno de ternura y enrumbado hacia el futuro firme, cierto, predecible por la certeza de que tiene que ser mejor.

Por otra parte, no hay dudas de que quienes aman son los buenos; los malos, esos que propagan la guerra, la muerte, la destrucción, la maldad para con sus semejantes, no tienen capacidad de querer al prójimo, ni siquiera a ellos mismos.

De ahí que hoy, cuando el 2013 se abre ante nosotros con un camino largo, todos los que sabemos amar estamos deseando lo mejor de este convulso mundo a todos los seres humanos (incluso incluyendo a los malos), con un gesto de buena voluntad y altruismo, para que la nueva etapa por vivir sea de paz y armonía entre las personas, y apostando siempre para que la felicidad toque a todos, pues un mundo mejor es posible.


2 comentarios:

  1. AMEN! Gloria y bendisiones a todas las personas de buenos sentimientos en este 2013

    ResponderEliminar
  2. Ojalá que tus deseos se cumplan, Juan.

    ResponderEliminar

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares