domingo, 24 de marzo de 2013



Hace unos cuatro siglos, en el actual territorio que hoy ocupa la ciudad de Las Tunas se asentaron aborígenes cubanos en lo que se denominó el Cacicazco de Cueibá.

Zona rica y fértil lo que es hoy mi ciudad existió desde 1603, cuando se fundó el antiguo cacicazgo del Hato de Las Tunas, en el que el ganado nacía y se desarrollaba de forma silvestre, en los verdes y extensos pastos que poblaban la zona, adornados por la siempre mata de tunas, una especie de planta xerófita, que dio nombre al lugar por su abundancia.

Por las riquezas de la comarca, por lo llamativo de su paisaje, y por el encanto natural que ofrecía a los transeúntes, como paso obligado para el oriente de Cuba, en la segunda mitad del siglo XVII llegó aquí Diego Clemente de Rivera, quien construyó corrales para la cría de ganado. Rivera, quizás sin proponérselo, creó las condiciones para que otros criadores de ganado utilizaran sus tierras en su paso hacia el este. Ya en ese entonces la zona se conocía por San Gregorio de Las Tunas.

Y así pasaron los años y el territorio adoptó el nombre de Corrales de Las Tunas, hasta que casi en las postrimerías del siglo XVIII comenzó a llamarse Las Tunas de Bayamo, respondiendo a la división política existente.

Durante la campaña libertadora de los cubanos contra los españoles, en 1869, fuerzas del general Manuel de Quesada atacan la ciudad y aun cuando la zona estaba tomada por los mambises (nombre dado a los cubanos insurrectos), el general decidió retirarse, y los españoles, consideraron la batalla como un triunfo, y le dan al territorio el nombre de Victoria de Las Tunas, nombre que perdura hasta 1975, cuando el Gobierno revolucionario de Cuba le da al nombre definitivo de Las Tunas, que un año después, pasa a ser provincia, con la nueva división político-administrativa.

Hoy Las Tunas es una ciudad de primer orden, y capital de la provincia del mismo nombre, en cuyos ocho municipios viven más de 500 mil 400 personas.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares