domingo, 19 de julio de 2015

Hoy es un día en que el orgullo de ser cubano llega al cielo.

Acá, en mi orilla, se celebra el Día de los Niños, y lo más importante no es en modo alguno la cantidad de actividades que se hicieron para los pequeños en Cuba toda, lo más importante y trascendente es que los niños de mi Cuba son felices, y sanos por demás.

En momento en que en el mundo miles de familias sufren por la situación de sus hijos, en plena miseria, o por la prostitución infantil, o por la explotación infantil, o por las drogas, o por las enfermedades curables que se llevan a los pequeños, o por la alta mortalidad de los niños en decenas de países, o..., en Cuba, mi paradigmático país, los infantes lo único que hacen es ser felices porque tienen sus necesidades garantizadas.

Yo solo dejo mi testimonio a través de unas pocas imágenes ( de las miles que he hecho de mis niños) en las que es fácil comprobar lo que digo: felices los niños de mi Cuba, a pesar del bloqueo, del odio, de la desidia y la maldad de algunos, a quienes les duele esa verdad del tamaño del cielo.








0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares