viernes, 29 de enero de 2016

Desde que era una niña, Ana Rosa Díaz o Albita, como todos la conocen, demostró un talento expreso por el arte, y sus inclinaciones por el teatro y la pintura fueron moldeando el carácter de su futuro promisorio en la vida cultural de la provincia de Las Tunas.

Y así creció, con ese don innato dentro de ella, y aunque se debatía entre las artes plásticas y el teatro, al final vencieron las tablas, el público y la cuarta pared, para convertirse hoy en una de las actrices más prometedoras de la provincia.

En el teatro guiñol Los Zahoríes o en la radio, sus actuaciones van más allá de un simple suceso, y siempre, pero siempre, busca las enseñanzas de sus incursiones artísticas y las encuentra cuando el público, infantil, juvenil o adulto, le demuestra el respeto y la admiración por su trabajo.

Pero no es solo el arte lo que atrapa a Albita. En la literatura ya tiene una obra respetable, con poemas y narrativa que va más allá de la escritura para posarse en la narración oral, también con buenos resultados, como una muestra de su personalidad y su actuar multifacético.

Como integrante del guiñol o del grupo dramático de Radio Victoria, esta joven se desdobla en cada papel, y encuentra la felicidad de los niños en cada mirada, en cada gesto, que trasciende más allá de la inocencia de los pequeños para llegar hasta su propia inocencia, esa que siempre la acompaña desde que era una niña.

Mujer locuaz, desenfadada, prometedora y capaz de enrumbar un camino al instante, Albita nació para el arte y la literatura, quizás por aquello de que son manifestaciones que siempre marchan juntas hacia la espiritualidad plena de las personas, y se erige siempre en busca del papel más difícil, o de la actuación que la haga feliz cuando hace felices a los demás.

Lo natural tiene en Albita a una de sus más fieles exponentes. Porque antes de ingresar en alguna academia, ya se alzaba en sus pocos años para asombrar a quienes se daban cuenta de su talento siempre a flor de piel, porque siempre anda moldeando alguna idea que la lleve a feliz término.

Ana Rosa Díaz Naranjo no es solo una actriz y escritora, es solo una joven talentosa con su aptitud puesta en los demás, porque son los demás quienes les interesan en su convulso mundo artístico, por el que anda a la sombra de su pueblo y siempre en busca de los amaneceres.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares