martes, 10 de mayo de 2016


La pasión por los niños de Lesbia de la Fe Dotres quizás responde a su formación en familia, aunque ella confirma que desde que tiene uso de razón tuvo esa inclinación, reafirmada posteriormente por la labor de Vilma Espín por el desarrollo de los círculos infantiles en Cuba.

Con su proyecto Abracadabra que vincula a los círculos infantiles de esta ciudad de Las Tunas, ella es como una hacedora de amaneceres, formadora de conductas y buenas actitudes, porque son cosas que lleva dentro, siempre atenta a cada detalle de los pequeños.

Su literatura también es dedicada a los niños, fundamentalmente, así como buena parte de sus narraciones orales, y goza plenamente cuando se ve reflejada en los pequeños, que le dicen tía, corren hacia ella, la abrazan y la besan.

Y siempre ha sido así. Desde que era pequeña los niños la fascinaban y la pasión se acentuó cuando nació su hijo Sergín, y además de sus intensas labores por la cultura, primero en La Habana y luego en Las Tunas, los niños han sido una constante en su agitada vida.

De ahí el amor que le profesan a esta mujer de pamela y buen vestir, siempre distinguida, que camina por las calles de su ciudad a la sombra de su pueblo, capaz de plasmar en la literatura bellas historias infantiles, llenas de amor y enseñanza, de presente y futuro.

Por ello no se puede ver separada de la infancia, y cada día le da riendas sueltas a la niña que lleva dentro, parabién de su vida y la de los demás.






0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares