martes, 5 de julio de 2016

Jose, a la derecha, junto a su mamá y su hermano Maikel, mi familia.
Hoy es mi cumpleaños, y es un cumpleaños diferente con un regalo diferente y sobre todo muy especial: mi hijo Jose Alberto hizo su examen estatal de Medicina y me ha regalado su condición de médico, con todas las de la ley.

Es el resultado de muchos años de estudio y sacrificio, de volcarlo todo hacia el único fin de convertirse en un profesional de la salud de mi querida Cuba, de la cual ahora estoy lejos, y aunque consciente de que me estoy perdiendo un hecho extraordinario, que no se vuelve a repetir, lo ha sido solo físicamente, porque siempre he estado con él, aconsejándolo, señalándole el camino.

Él está convencido de que ha sido su mejor regalo, pues quiso el azar que su examen fuera el mismo día que nací,  por lo que su compromiso era doblemente especial. Y lo ha cumplido.

En su muro de Facebook mi niño más pequeño ha escrito: «acabo de hacer mi examen estatal y salí como esperaba... Gracias a Dios y a todos los que contribuyeron de una forma u otra para lograr mi meta de convertirme en médico, en especial a mi familia, los amo mucho!!!».

 Y yo, orgulloso, confieso que este ha sido el mejor de todos mis cumpleaños. Gracias a mi pequeño y a mi propia familia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares