jueves, 1 de junio de 2017

El Ávila es un símbolo de Caracas, la capital de Venezuela, porque acompaña a quienes habitan esta ciudad o la transitan con su imponente presencia y como un bastión que preserva a la urbe de las miradas de el Caribe.
Esta es una cordillera imponente que se extiende de este a oeste por todo el litoral de los estados Vargas, Ditrito Capital y Miranda, y es llamado el pulmón de la ciudad, que atrae la lluvia y resguarda de los vientos caribeños.

En tiempos de los habitantes originarios del territorio a este macizo montañoso se le llamaba Guaraira Reparo, es decir, Sierra Grande, aunque otros estudiosos aseguran que el verdadero nombre era wariarepano, porque representaba así al lugar de las dantas (alces), un mamífero muy común en esos montes.

Ya en 1600 toma el nombre de Ávila, el cual se debe al gobernador Gerónimo de Ávila, dueño de huertos en esa sierra.

Lo cierto es que desde hace muchos años el Ávila acompaña a los caraqueños, los guía como una brújula siempre al norte, y su majestuosidad siempre rodeada de nubes, es uno de los atractivos mayores de la ciudad, que clasifica entre las más bellas de América Latina, y Caracas es el Ávila y el Ávila es Caracas, en un binomio inseparable.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares