martes, 6 de agosto de 2013



Alfredo Despaigne acaba de cumplir su contrato en la Liga de Béisbol Mexicana y ahora se incorporará a su equipo Granma para la venidera Serie Nacional.
He leído con atención lo que se ha escrito en Radio Ciudad del Mar y otros medios sobre la inclusión de los deportistas cubanos en el deporte universal, incluido los prejuicios de los directivos del deporte en la Isla con aquellos que deciden probar fuerza en otros países, y me parece muy interesante todo lo que se ha dicho. Mas quiero detenerme en las reflexiones de mi amigo y colega Adonis Subit Lamí porque concuerdo y discrepo con algunas de sus consideraciones.

Creo que la médula del asunto está en una sencilla pregunta: ¿por qué se ha quedado atrás el deporte cubano? Y si alguien duda de que el deporte de la Isla se ha quedado atrás con relación al resto del mundo, solo puede comprobarlo echándole una ojeada a las estadísticas de aquellas disciplinas que eran locomotoras a nivel mundial: béisbol, boxeo, voleibol, y algunas individualidades en el atletismo.

Y la respuesta también es sencilla: los deportistas cubanos no prueban sus fuerzas con rivales de elite mundial, y se la pasan “cocinándose en su propia salsa”, cuando en el patio el nivel ha decaído mucho, precisamente por la falta de fogueo internacional.

También es bueno echarle una mirada a los deportistas cubanos que se desempeñan como profesionales en otras partes del mundo, para darse cuenta de están entre los mejores de sus especialidades. ¿Por qué? Pues por la formación que recibieron en Cuba, amén del talento que posean.

Por tanto, es una necesidad que los deportistas cubanos jueguen en otras ligas mundiales sin perder su vínculo con el país, es decir, sin perder sus compromisos nacionales, y representen a su Patria con los equipos nacionales, y entonces ganaría el deporte cubano.

Ahora, creo que hay que delimitar conceptos. Si nos atenemos al concepto de lo profesional, ¿no son profesionales los deportistas cubanos si lo único que hacen es desempeñarse como deportistas? ¿No tienen un salario por jugar? Entonces son profesionales del deporte, con la diferencia conceptual del profesionalismo de otros países.

Que el deporte es un show, eso es una verdad como el Sol, tanto en lo amateur como en lo profesional, o ¿es que acaso no lo es en Cuba? Además, quienes van a un estadio de pelota o a una cancha de fútbol van a disfrutar el espectáculo, sin pensar en que a Messi le pagan tantos millones, o a Ronaldo le pagan otros, o a Alexei Ramírez lo contrataron por tantos, o a José Ariel Contreras por otros tantos. Los amantes del deporte van a disfrutar del espectáculo, y por supuesto los medios están para eso: para sacar provecho de ese espectáculo, porque a fin de cuenta es una de sus razones de ser. ¿Es eso algo negativo? Pudiera serlo, pero el mundo es así, simplemente.

De la separación del béisbol de los deportes olímpicos, ¿alguien duda de que como estaba anteriormente resultaba aburrido hasta para los propios fanáticos, por la demora injustificada que ocasionaban los propios peloteros? ¿Por qué el fútbol no es aburrido aunque se vaya a las tandas de penales, lo que supone alrededor de tres horas de juego? Un juego de béisbol puede ser mucho más ameno sin perder su esencia. Por lo tanto, no es solo una cuestión de poca ganancia, sino de aburrimiento como espectáculo. En cuanto al voleibol, ¿no era una pérdida injustificada el cambio de bola, con juegos alargados hasta el aburrimiento?

En cuanto al deportista como mercancía, es cierto que en lo profesional todo es mercancía, pero eso no quita que los grandes deportistas se involucren más por el dinero que por su amor al deporte, porque los grandes, aman lo que hacen, lo que no tienen la culpa de que el mundo sea como es, o ¿es que tendrán que prescindir del pago para demostrar lo contrario? Y no solo en el amateurismo los deportistas aman lo que hacen,  en el profesionalismo no son pocos los que defienden su amor por lo que hacen.

Sobre el público a la hora de ver los deportes, hay que huir de la parcialidad. Ya lo dije anteriormente, en los deportes profesionales al público lo que le importa es el espectáculo, y eso es indiscutible.

Es un problema de esencia el que el fútbol y el baloncesto (y el béisbol por supuesto) sean los deportes punteros en el mundo, mientras otros se han quedado atrás por su propia esencia de pobreza mental y del poco gusto por el público.

Con relación a la educación no veo contradicción alguna en la enseñanza al amor por el deporte, porque es peor lo que pasa ahora: los deportistas, desde las edades más tempranas son metidos dentro de una concha, solo vale el deporte amateur, lo que le enseñan, como si al final no fueran seres pensantes que sacarán sus propias conclusiones cuando crezcan y sabrán discernir entre el bien y el mal, aunque algunos se equivoquen como humanos. Los principios de enseñanza deben seguir siendo los mismos, pero es una ilusión, y una estrechez mental el tratarlos como máquinas, porque al final, cuando sean mayores tomarán sus decisiones y muchas veces la propia esencia de la enseñanza es lo que les ocasiona un choque cuando conocen otras posibilidades.

La imagen de los deportistas es una necesidad comunicativa que no se explota en Cuba en función de los mensajes de bien público. “Afuera” por supuesto que los medios sacan provecho de cada uno de ellos, pero eso no lo puede cambiar nadie, porque está en la esencia de la publicidad, que existe desde tiempos inmemorables.

Si los deportistas cubanos jugaran en ligas profesionales el público de aquí no prescindiría de ellos en el deporte nacional, y ahí está el ejemplo de Alfredo Despaigne, que ya terminó en la liga profesional mexicana y se incorporará a su equipo de Granma. ¿Cuál es el problema? Usted jugará en las Grandes Ligas pero tiene que jugar también en la Serie Nacional. Claro, es preciso adaptar los calendarios. Y cuando eso se haga, ¿Cuba perdería a muchos de sus mejores deportistas, como ha pasado hasta ahora? No, se probarían en otras ligas y seguirían siendo cubanos de Cuba, representando a su escuadra nacional, y dando lo mejor de ellos en las competencias nacionales, pero como estamos ahora, nos quedaremos sin muchos de los mejores prospectos, porque en el béisbol, por ejemplo, ¿cuántos equipos Cuba se pueden hacer con la cantidad de buenos peloteros que no hacen el team por múltiples razones (incluidas las personales de quienes deciden) y pierden sus mejores años sin oportunidades?

Yo no tengo ninguna duda: la apertura es lo primero, el ofrecer las oportunidades de desarrollo, el acabar de comprender que el mundo hace mucho tiempo que cambió, y que en el profesionalismo, hay deportistas tan valiosos como en el amateurismo, ¿o es que acaso han perdido su esencia humana y su condición de cubanos peloteros como Contreras, Rey Ordoñez, el Duke Hernández, que dieran la vida por jugar nuevamente con su equipo Cuba, o para ir más allá: Messi, Ronaldo, el propio Maradona, Roberto Carlos, Ronaldiho… que siempre defendieron o defienden las camisetas nacionales?

Insisto, es una cuestión de apertura, y de pensar diferente, pero sobre todo, de dejar pensar a los demás y de borrar esa manía de querer a toda costa que los demás hagan lo que los decisores quieren. Cuando eso suceda, Cuba volverá a ser puntal en el deporte mundial, eso que nadie lo dude.







4 comentarios:

  1. No olviden que aunque el Gobierno cubano autorize, los peloteros cubanos no podrían jugar en Las Grandes Ligas porque el Bloqueo no lo permite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su comentario y tiene mucha razón en lo que dice, el bloqueo impondría sus reglas, pero que no quede por Cuba. Por otra parte, un día el bloqueo dejará de existir.

      Eliminar
  2. Hola mi hermano.

    Te agradezco el tiempo que te tomaste en leerme, y espero que me agradezcas por haber sido tu fuente de inspiración para escribir. Jajaja

    Mira… como bien dices, y claro que lo suscribo 100% se debe “dejar pensar a los demás”. Fue esa la razón por la que no intenté concluir nada, primero que todo porque no me toca por no ser un experto en el tema. Sólo pensé en voz alta, en público, acerca de un grupo de puntos de vistas que creo válidos a la hora de evaluar la integridad no de un deporte, sino del ser humano en su conjunto. No me parece justo hacer un análisis basado sólo en términos económicos o deportivos, me parece que es buena la evaluación del ser humano desde el punto de vista bio-psico-social.

    Fueron un grupo de reflexiones, comentarios y dudas para ser analizadas en conjunto, intentando que aportemos todos al debate.

    Pero de cualquier modo a ti sí te diré tres conclusiones de las que sí estoy convencido (al menos yo):

    1.- No tengo nada en contra del deporte profesional. Y como bien dices, acá los nuestros, aunque con otro concepto, también lo son.

    2.- No creo que los problemas del deporte cubano, como de ningún otro asunto, tengan como única vía de solución el extranjero. Es como reconocer que la solución a todos nuestros problemas está en el extranjero.

    3.- Me resulta muy sospechoso (y con esto no quiero decir que descarto otras hipótesis) que los juegos de voleibol comenzaron a resultar aburridos por primera vez -desde 1895-, luego del neoliberalismo. Como también me resulta sospechoso que los juegos de béisbol comenzaron a verse aburridos por primera vez -desde 1839-, en igual período.

    En fin… estaríamos conversando de este tema durante semanas.

    Te mando un fuerte abrazo y muchas gracias por aportar al debate.

    Adonis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermano, Adonis.
      De acuerdo con todo lo que dices, es un tema para debatir durante mucho tiempo y en el que es difícil encontrar el punto exacto o el justo medio. Y por eso es preciso seguir debatiendo ideas, porque es la única forma de llegar a un consenso o a la causa justa del problema.

      Eliminar

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares