lunes, 17 de febrero de 2014

El Callejón de la Ceiba ha revolucionado el trabajo
comunitario en Las Tunas.
Si hoy la provincia de Las Tunas tiene un trabajo destacado a nivel nacional en la cultura comunitaria, indiscutiblemente se lo debe a la Oficina regional del Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria (Cieric), que ha hecho de las provincias orientales un lugar experimental para el enriquecimiento espiritual de las comunidades.

Desde el 2006, cuando ocurrió la gran idea de abrir esta Oficina, el experimento y los proyectos hacia las comunidades son constantes, y la gente aun sin saber de esa Oficina, agradece que su lugar de origen y de vida, florezca con proyectos que enaltecen el alma, porque hay hombres y mujeres que se lo proponen con creces.

Por eso hoy existe un Callejón de la Ceiba, del cual ya no se pueden desprender miles de personas de esta ciudad, que cada sábado acuden a la Galería Taller de Esculturas Rita Longa para aprender las más disímiles actividades, para adquirir conocimientos, para hacer su vida con otros tuneros que buscan descargar sus tensiones y vivir en comunidad, aunque sus casas se encuentren lejos del lugar.


Y ahí está La Familia, proyecto que ha hecho del Club familiar una comunidad feliz, en la que la vida ha cambiado para bien, o A dar estudio, allá por el reparto Aguilera donde la gente hoy muestra otra cara, otras aspiraciones, y respiran junto a los que allí acuden a hacer esculturas, o a cantar o a reír.

En Puerto Padre, la Villa Azul de Cuba, el barrio Boquerón tiene un matiz distinto gracias a su proyecto cultural, y sus habitantes hoy son diferentes, porque su comunidad es diferente; o la Flor de Itabo, que también ha enriquecido la vida de la comunidad.

En la Oficina del Cieric en Las Tunas solo trabajan la coordinadora principal y dos especialistas, y parecen 40, y atienden con esmero a la inmensa región oriental, desde esta provincia hasta Guantánamo, y siempre que allí se llega, Cary, Judih y Anisleydis están desarrollando sus iniciativas, sus ideas para hacer felices a los demás.

Por eso el Comité provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) en Las Tunas ha recibido un regalo con esa Oficina, y hoy no son pocos los intelectuales que ponen su mirada en ese pedacito que esparce su influencia hacia las comunidades, en busca de la espiritualidad plena de los hombres y las mujeres.

La Oficina Cieric-Uneac tiene una labor que se consolida, tiene proyectos que se multiplican, tiene un pequeño colectivo que vive para los demás, porque la vida es más rica cuando la gente que nos rodea es feliz, y ese propósito siempre lo tiene el Centro de Intercambio y Referencia Iniciativa Comunitaria, que surgió para hacer sentir importante a todos aquellos que aun en los lugares más humildes, cuentan con proyectos que los hacen felices.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares