sábado, 8 de marzo de 2014



La Feria Internacional del Libro es uno de los eventos más esperados cada año en el país, y además de generar grandes expectativas sobre su desarrollo los amantes de la literatura se preparan para disfrutar de los títulos que esperan y de otras sorpresas.

Sin embargo, los lectores de Las Tunas han estado más tristes que alegres con la edición de este año, sus expectativas no han sido cumplidas y caminan por los espacios del evento en busca del libro que nunca aparece, porque la oferta ha sido tan pobre que los lectores se ven defraudados.

Todos los años la cuidad de Las Tunas viste sus mejores trajes para acoger el acontecimiento de las letras, pero en esta ocasión hasta eso ha sido diferente, y los propios espacios han estado carentes de elegancia, de atractivo, de ese toque de distinción que ha caracterizado a la fiesta de la lectura durante mucho tiempo.

En la Feria de Las Tunas, los niños buscan títulos imposibles, los adultos desandan los espacios con el ansia de encontrar lo que necesitan, mas, en la mayoría de los casos es en vano, porque los camiones se rompieron, o llegaron tarde o nunca vinieron con su preciosa carga.

De ahí los rostros tristes, las decepciones, los comentarios negativos de la supuesta fiesta de la lectura en Las Tunas, que en esta ocasión no ha llegado ni a ser lo que debía, y eso, quedará en la mente de todos los amantes de la literatura por lo menos hasta la venidera edición, para ver si entonces se cumplen sus expectativas, se satisfacen sus necesidades.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares