viernes, 20 de febrero de 2015

Imagen tomada de Mónica. Ahí lo dejo.
Allá a los afortunados
los que siempre han tenido erecciones fuertes
eyaculaciones a la hora convenida
amores servidos a la carta.

Allá a los afortunados
los que nunca han tenido que mendigar
un pedazo de caricia
unas manos rozando tus zozobras
el timón de una dama puesta al viento;
los que nunca necesitan
mirarse en una mujer para descubrir su propio espejo.

Allá a los invencibles
los que no han comido migajas de tristezas
en el angosto camino del silencio;
los que prefieren seguir
ante lo que pudo ser y no es,
los que cierran los ojos al dolor ajeno
y buscan el sustento más allá de la inocencia.

Como Retamar: felices los normales.
Yo sigo tentado por la dicha en cada aurora
en cada alma que se una en busca del amor
en cada esquina donde vuelve a comenzar la vida.

Felices unos, desafortunados otros.

¿Quién es quién?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares