lunes, 30 de marzo de 2015

Visitar el complejo monumentario en homenaje al Comandante Ernesto Che Guevara, en la ciudad de Santa Clara, es vivir un poco de la historia de ese hombre que se erige como una leyenda mundial.

Fue en esa ciudad donde el Che libró una de las batallas decisivas del Ejército Rebelde, y a partir de entonces, Santa Clara lo acogió –lo acoge- como a un hijo que siempre tiene en esa urbe a su regazo para acunarse en él.

Fue el 28 de diciembre de 1988 cuando quedó inaugurado ese sagrado lugar, cuya concepción artística estuvo a cargo del destacado escultor cubano José Delarra y es un complejo que nace de tres proyectos diferentes: el monumento como tal, la Plaza Ernesto Che Guevara y la Avenida de los Desfiles, integrados a través de una sola concepción general, lo que le da una belleza inigualable a esa parte de la ciudad santaclareña.

Es en ese lugar donde descansan los restos del Che y varios de sus compañeros de lucha. Después de varios años de intensa búsqueda, especialistas cubanos encontraron al llamado Guerrillero Heroico y después de identificarlo fue trasladado a la ciudad cubana que lo acogió como a un hijo, y allí, en un ambiente de paz y rebeldía, su ejemplo se erige en un memorial que siempre ha sido historia, como su propia vida.

El museo y su esencia fue proyectado por la arquitecta Blanca Hernández Guivernau, con museografía de otro arquitecto, José Ramón Linares Ferrera, quienes pusieron todo su empeño en hacer un lugar a la altura del hombre que acogería hasta el fin de los tiempos.

Allí el visitante puede recorrer la cronología de la vida y la obra del Che, en la que aparecen etapas como la niñez, la adolescencia y juventud, y se hace énfasis en el marco familiar donde se formó en la Argentina que lo vio nacer, y también abarca faceta de su obra y pensamiento revolucionario, como constructor del Socialismo en Cuba y como internacionalista.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares