domingo, 8 de marzo de 2015

Tengo una mujer
que me cruza entero cuando me ama,
casi siempre anda de prisa
pero juega a vaciarme en cada entrega,
y las puntas de sus senos
desafían mis dientes y se me antojan.
Tengo una mujer
que no tiene mañana,
en ella la vida se escapa entre cristales
cuando su vientre impreciso viene y va
y se queda
al sentir mis caricias internándose en su poema.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares