domingo, 10 de mayo de 2015

No pensaba escribir hoy de las madres, porque la mía está triste y ha pasado un día difícil.

Y no es para menos, mi hermanita más pequeña, madre también, dejó de existir hace solo siete meses, y mami todos los días la añora más, pero un día como hoy es mucho más difícil.

Estuve toda la mañana con ella, en su casa, junto a su pequeño nieto Daikel, que en la inocencia de sus 10 años no sabe a ciencia cierta qué pasó con su mamá, y hoy estaba molesto, incómodo, aunque no diga nada, lo que también afecta a mi mamá.

Pero la hice reír un poco, bromeamos ella, mi hermana y yo, hicimos chistes, y por lo menos pasó un rato despejada de tanta angustia.

Por suerte todavía la tengo a ella, pero me falta mi hermana por primera vez. Y eso duele, como sé que le duele a todos aquellos cuyas progenitoras no están con ellos.

No obstante, hoy ha sido un día lindo, dedicado a quienes nos dieron la vida, porque estén donde estén, siempre andan con nosotros.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares