domingo, 25 de octubre de 2015

Danilo, junto a Hindira en el dúo de cámara Presto.
Cuando se habla de la enseñanza artística en Las Tunas, siempre habrá que mencionar el nombre de Danilo Lozada, un joven que llegó aquí en 2006 graduado de chelista desde su ciudad natal Santiago de Cuba, y tuvo la entereza y la voluntad de fundar la cátedra para la formación de estudiantes en el chelo en este territorio, que ya cuenta con egresados en ese bello y difícil instrumento.

Nunca pensó Danilo en la ardua y compleja tarea que le tocara como profesor, pero no lo pensó dos veces cuando le propusieron transitar por el nuevo camino y emprendió con su talento y tesón la fundación de la cátedra, mirando siempre al futuro detenidamente en la formación de una sinfónica en el tiempo, pues era el chelo el instrumento más deficitario para lograrlo.

Fue Hindira Mastrapa, bella y talentosa pianista, quien lo incitó a revolucionar su vida en función de la docencia y de su propio desarrollo como concertista y a partir de su encuentro con la también profesora de la escuela vocacional de arte El Cucalambé surgieron nuevas motivaciones y su línea de meta cambió y se propuso llegar como triunfador, algo que ha logrado en estos nueve años de labor en Las Tunas.

Después, o casi simultáneamente llegó el amor con Hindira, y surgieron nuevos proyectos y llegó el dúo de cámara Presto, en el que él toca el chelo e Hindira el piano, con ambos instrumentos como protagonistas, y un ya largo camino recorrido con éxito, junto a la docencia.

Hoy Danilo también siente orgullo por haber sido el protagonista principal en la formación de los chelistas de Las Tunas y por el triunfo de su dúo, alimentado por el amor a su pareja y a su profesión, siempre con el ánimo por el cielo y la varilla más arriba, mirando a las nubes, al futuro prometedor.

Danilo Lozada por supuesto que sigue siendo santiaguero, pero ya también es tunero, y no piensa levar ancla de esta tierra que lo ha acogido como a un hijo, de la cual siente orgullo por su remanso, por su tranquilidad y el valor de sus habitantes, por su escuela y la existencia misma, que le ha enseñado en estos años que la vida vuelve a comenzar en cualquier esquina, siempre que la mirada sea firme y la cabeza erguida, en busca de un mundo mejor.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares