viernes, 2 de octubre de 2015

Nuevamente la tragedia golpea a Estados Unidos. El horror se apoderó de la apacible Roseburg una ciudad de 20 mil habitantes, ubicada a 280 kilómetros al sur de Portland, la urbe más importante de Oregon, famosa por su progreso, el cuidado del medio ambiente y la defensa de las minorías.

Los disparos llegan otra vez a una universidad del país el norte, específicamente en el Umpqua Community College de Roseburg, donde al menos 10 estudiantes murieron y siete resultaron heridos, en una de las masacres más sangrientas de los últimos años.


El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se dirigió al país en conferencia de prensa y habló de la «rutina» de la muerte. «Las informaciones son rutinas, mis reacciones aquí son una rutina y lo es la conversación posterior», dijo frente a las cámaras, visiblemente cansado.

Obama advirtió que «ningún país avanzado» experimenta tantas masacres como Estados Unidos, como ya había dicho luego de la matanza en una iglesia de Charleston, en junio pasado.


El tiroteo comenzó por la mañana en la sección de ciencias de la universidad, cuando un hombre recorrió las aulas de la institución con cuatro pistolas, hacía poner de pie a los estudiantes y preguntaba de qué religión eran: si la respuesta era cristiano, le disparaba en la cabeza, si la respuesta era negativa, disparaba a las piernas, dice Kortney Moore, una joven estudiante, testigo del horrendo crimen.


La policía acudió al lugar y en un intercambio de disparos abatió al criminal. Era un joven de unos 26 años y cuando se analizó la actividad del criminal en las redes sociales había escrito: «Ésta es la única vez que voy a aparecer en las noticias. Soy tan insignificante».


Esta ha sido la peor tragedia ocurrida en una universidad estadounidense en lo que va del año, y una de las peores de una larga lista de masacres en centros educativos que son ya una marca registrada de la violencia en Estados Unidos.


En octubre del pasado año tuvo lugar una de las últimas, cuando cinco personas murieron en manos de un atacante que se suicidó en el Instituto Pikchuck de enseñanza secundaria de Marysville, Washington, y en diciembre 2012, un joven de 20 años mató a 20 estudiantes y seis adultos en la primaria Sandy Hook, de Connecticut, una de las peores matanzas de los últimos tiempos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares