viernes, 30 de octubre de 2015

Cuando conocí a Reynaldo López Peña (Rey) comenzábamos en los avatares del Periodismo hipermedia, y andábamos sumergidos en los trámites para hospedar a 26 digital, su medio, y Tiempo21, el mío, en portales fuertes en Cuba, y sobre todo con mucho tráfico y visualización.

Eso fue en el 2000, cuando acababa de comenzar el nuevo milenio, y nosotros iniciábamos en este difícil y absorbente mundo de la Red, con mucho desconocimiento, sí, pero con unas ganas enormes de aprender y llevar a los planos estelares nuestros respectivos medios.

Recuerdo que un día nos fuimos a La Habana para hospedar a ambos medios en la Red, cuando en Cuba toda eso comenzaba y había un desconocimiento notable del periodismo que se hacía en la Web, porque la mayor experiencia estaba en los pocos sitios institucionales con presencia en Internet.

Ya 26 y Tiempo21 estaban en la Red por el empeño del pequeño nodo del Centro de Información y Gestión Tecnológica y Ambiental (Ciget) en Las Tunas, pero que realmente tenía poca presencia y tráfico en la Red, y a la capital nos fuimos con nuestra inexperiencia a buscar nuevos horizontes, y sobre todo, una mayor visibilidad.

Primero fuimos a Citmatel, donde se hospedó 26, pero a los de Tiempo21 no nos gustó mucho el trato de los representantes de esa institución y nos fuimos a dar a Islagrande, un portal con buena aceptación, aunque después supimos que habíamos fallado, porque por el desconocimiento no nos percatamos de la importancia del dominio .cu que sí ofrecía Citmatel, mientras Islagrande nos hospedaba como un subdominio.

A partir de entonces, entre Rey y yo surgió una amistad imperecedera, y era el paño de lágrima de todos los que luchábamos en la Red, porque era el de mayor conocimiento, y cada vez que andábamos atorados en algo allá iba la llamada y él, siempre solícito nos aclaraba y nos ayudaba, siempre con una frase final: «aprendan, que no soy eterno».

Así ha pasado el tiempo y hoy llevamos 15 años en la Red (26 vio la luz el 15 de marzo y Tiempo21 el 20), y ya hablamos un lenguaje diferente, porque el conocimiento ha crecido a fuerza de voluntad y estudio.

Siempre con su carácter alegre, siempre afable con los demás, respetuoso y servicial, hoy Rey no solo se dedica a la Web. Además de hacer multimedia y diseño, e integrar el equipo de softbol de la prensa, hoy se forma como fotorreportero, y siempre cámara en ristre aprieta constantemente el obturador para dejar plasmada la vida de Las Tunas y su gente, además de otras coberturas para su medio en la Red y el semanario impreso.

Por eso cuando se habla de medios de comunicación en la Red en Las Tunas y un poco más allá, Reynaldo es el primer nombre obligado, porque fue el pionero en nuestra provincia, cual estandarte erigido por todos nosotros, sus seguidores.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares