viernes, 27 de noviembre de 2015

Sin dudas Roberto Reyes es uno de los artistas de la plástica más importante de la provincia de Las Tunas.

Hombre integral en su arte es Roberto uno de esas personas que siempre anda en busca de una idea integral para la vida, y con su parsimonia a cuesta sabe que de sus manos pueden salir cuadros que hagan felices a los demás, y de ahí su empeño por la plástica a la que ama tanto o más que al teatro, manifestación que lo acogió en Las Tunas un día cualquiera cuando llegó a esta ciudad desde su Manzanillo natal detrás de una bella mujer.

Roreve, como se firma en sus cuadros es un hombre emprendedor, y no solo para pintar, sino para actuar con un número de pantomima, o para encarar un personaje cualquiera en el teatro, pero sobre todo para pasar miles de veces el pincel sobre un lienzo en busca de la figura perfecta para sus guajiros, una serie de cuadros que una vez llegaron para identificarlo en su mundo interior y ante una buena parte de su público.

Su mente siempre anda en algún proyecto que le quita el sueño, y donde quiera que haya una pista para emprender cualquier gestión creadora ahí están su inteligencia y sus manos para aportar a la causa de cualquiera que lo solicite.

Hombre quizás solitario, es Roreve sin embargo un ser que le gusta hacer amigos, conversar sobre los más diversos temas, recibir en su casa a quienes se interesan por su obra y se place cuando enseña detalles de su taller y sus obras, siempre esperando el color preciso, la pincelada justa en el momento clímax de la creación.

Aun con sus limitaciones visuales por la retinosis pigmentaria que lo acompaña por años, Roberto Reyes no se rinde ante ningún empeño, y por el contrario va en busca de lo posible y hasta de lo imposible una y otra vez, siempre con la convicción de que querer es poder cuando de la plástica se trata, y solo hay que encender la mecha de una idea para que él avive el fuego en busca de la creación.

Como hijo adoptivo primero y natural después de la ciudad de Las Tunas, que un día lo recibió con la calidez de siempre, Roberto Reyes es hoy uno de los mejores tuneros, de esos que andan por sus calles a la sombra de su pueblo, porque aunque llegó aquí detrás de una bella mujer, las ansias de su vida se multiplicaron en busca de la felicidad plena de él y para los demás.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares