miércoles, 30 de diciembre de 2015

En tus ojos nació el relámpago de la espera. Tú eras junio y yo diciembre y en la risa de tu infancia descubrí el desandar de tu estatura siempreviva a los ojos del deseo.

Nada cambió en tu mirada, ni la breve brisa de tu aliento nublando mis sentidos, ni la línea indefinida de tu cuerpo henchido a los ardores de mis manos.

Todo era oscuro antes de ti. Nunca hubo en mis razones una forma más humana de lo bello ni cruzó por mi garganta la húmeda certeza de tu efluvio que corrompe mi lengua trasnochada.

De tu mirada nace la lluvia que hoy trastoca mi fauna salvaje, mientras espero que broten tus anhelos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares