viernes, 26 de mayo de 2017

Ubiquel y Lily, amor eterno.
Hoy es un día triste en la historia de mi vida. Todos los 26 de mayo, desde 1989 son días vacíos por la pérdida irreparable de un amigo-hermano, de quien nos hemos perdido su presencia, su alegría, su optimismo y todo lo bueno que él representaba.

Ubiquel Arévalo Morales dejó de existir físicamente ese día, y desde entonces su esposa, sus hijos, su familia y sus amigos lo lloramos y lo añoramos, y será así por siempre, hasta el fin de los tiempos.

La despiadada muerte lo privó de la vida, de su juventud de 32 años, de sus ganas de hacer, de amar, de vivir. Le quitó sus sueños y sus esperanzas, no dejó que viera crecer a sus hijos, que siguiera amando a Lily, que siguiera creciendo como humano y profesional.

Pero, por suerte -si es que se le puede llamar así- él se inmortalizó en todos los que lo conocimos y siempre será así, porque Ubi es de los imprescindibles, de los que siempre están.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares