domingo, 21 de abril de 2013



Alcibiades Puig nació para la música y desde muy pequeño aprendió a tocar la guitarra, como en una suerte o bendición que le dio ese don para lo que comenzaba a ser una larga carrera que sobrepasa las ocho décadas.

Allá por Cayo Juan Claro, en Puerto Padre, donde nació, Alcibiades comienza a escribir con solo 11 años, y junto a su inseparable guitarra, se acompañaba en aquellas letras de canciones que dejaban asombrados a los mayores, porque veían en el niño a un juglar que alegraría la vida de los demás con sus acordes y cantos.

Alcibiades siempre le ha cantado al amor, que va más allá del amor de pareja, porque para él, ese sentimiento está en toda persona sensible ante las cosas bellas, las buenas acciones, la vida misma.

Para los niños este insigne trovador ha escrito muchos textos que lindan con la poesía, y es emblemático aquel Amigo caracol, interpretado por su sobrino Aníbal, que fue premiado en el Concurso Cantándole al sol de 1992, premio que repitió un año más tarde con el tema Paloma, llévame contigo.
 
También Alcibiades tiene alma de maestro. Y durante toda su vida ha enseñado música a los niños sin pago monetario alguno, porque para él, el mejor pago es ver crecer a la esperanza y sentir el orgullo a flor de piel cuando ya de grandes los otrora chicos le llaman profe, en un gesto hermoso por tanta bondad y enseñanza.

A su Cayo Juan Claro y a su Puerto Padre Alcibiades le ha dedicado hermosas canciones, que hoy se erigen emblemáticas en la llamada Villa Azul de los Molinos, tierra que ama y donde crece aun con sus más de 80 años de vida.

Por cualquiera de sus calles se puede ver a este juglar, siempre con su guitarra a la espalda, repartiendo vida y esperanza entre los demás, mostrando cuan rica puede ser la existencia aunque se haya vivido más de ocho décadas de fecundo hacer, en cualquier lugar donde alguien lo detenga para pedirle una canción, y él, presto y emprendedor, solo tiene que desenfundar su guitarra para complacer a su público, que lo quiere y lo respeta, y lo tiene en el escalón más alto de su música, porque Puerto Padre, tierra bañada por la cultura cubana, tiene a Alcibiades Puig como a uno de sus más excepcionales hijos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Desde mi orilla

Este es mi espacio personal para el diálogo con personas de buena voluntad de todo el mundo. No soy dueño de la verdad, sino defensor de ella. Vivo en un país libre y siento orgullo de ser cubano.
Con la tecnología de Blogger.

Followers

Páginas vistas en total

Ads 468x60px

Featured Posts

Entradas populares